Ir al contenido

Sprint final de rebajas, corre antes de que se acaben

Carrito

El carrito está vacío

Esto no es una simple pose, es un movimiento impulsado por la convicción de que cada acción contribuye a un cambio en el que se respetan todos los recursos del planeta.

Durante años, hemos elegido cuidadosamente los materiales de la más alta calidad y revisado minuciosamente cada paso de nuestra cadena de producción, con el objetivo de garantizar su responsabilidad y respeto tanto hacia las personas como hacia el medio ambiente.

Creamos Thais Amich con una única misión.

Ofrecerte una alternativa al Fast-Fashion con prendas que sean tu fondo de armario, de calidad y tacto superior y lo más importante: Combinables con las múltiples personalidades que tenemos todas al vestir.

Desde la extracción de nuestras materias primas hasta la participación de todos los equipos en la elaboración del producto final, abarcando incluso nuestro packaging y material de marketing, nos hemos comprometido a mantener estándares excepcionales en cada etapa del proceso.

A la hora de seleccionar materiales somos inconformistas, seleccionamos tejidos elegantes y confeccionados con matices sostenibles. Cada prenda es una selección de calidad y respeto elogiando a nuestra musa, la mujer.

Este material, derivado de fuentes naturales, se distingue por su biodegradabilidad. Mientras que las fibras de EcoVero™ se descomponen en aproximadamente 3 meses, el poliéster, por otro lado, puede tardar hasta 200 años. Además de su rápida descomposición, la viscosa Eco exhibe una huella ambiental significativamente inferior a la viscosa tradicional. Su proceso de producción reduce el consumo de agua y las emisiones de CO2 en hasta un 50%.

Un tejido artesanal, recolectado a mano para preservar su pureza. Deriva de la pulpa de madera, y por lo tanto, es biodegradable. Elegimos este material porque creemos que pocas sensaciones son mejores que un algodón gustoso y respetuoso para la piel.

Lo utilizamos exclusivamente para nuestras características cintas naranjas. Producido a partir de fuentes recicladas: botellas de PET, desechos industriales de poliéster e incluso prendas de vestir.

En nuestras etiquetas utilizamos un producto muy interesante porque soluciona un problema no deseado a través de la recolección de las algas, su secaje y posterior uso como reemplazo de la celulosa en la fabricación de este papel.

Cadena de producción